viernes, 19 de octubre de 2007

Niño nuevo

Abrazo a la inocencia creadora.
Estrépito de asombro. Dulces brazos.
Vuele la risa, espesa hiedra,
los diques de piedra amurallados.

Un ser niño torrencial,
de sandez impositiva despojado.

Responsable de tan sólo este momento.
Niño nuevo, al fin y al cabo.

Niño,
sin ser estancado,
sin hedor a colonia,
despeinado.

De mente inquieta y cuerpo anonadado.

Ser niño, nuevo niño.
Niño nuevo, al fin y al cabo.

1 comentario:

Literaturame.net dijo...

Abrazo a la inocencia creadora. Estrépito de asombro. Dulces brazos. Vuele la risa, espesa hiedra, los diques de piedra amurallados.