jueves, 14 de agosto de 2008

Lefa y sudor

La lefa que brotó
llorando de este rabo
esclavo de tu amor
sin encontrar un hueco
en los flecos que deja tu filete
tras este mete-saca
sin desatascador.
Que con este sudor,
fragor de umbría,
se mezcla en el olor
cansado de este amor
de mediodía.

2 comentarios:

desvariada! dijo...

ahhh
los amores palidos y los sacabocados a la hora del almuerzo, hay que tener mucho cuidado!
suelen no ser muy digestivos

le dejo mis primeros saludos de estreno jeje

xmariachi dijo...

Gracias desvariada. Da gusto leer comentarios sin faltas de ortografía.

Este poema es uno de los que me siento más orgulloso. Además, tiene ritmo de canción. Una comida de chirla a quien lo adivine.